ALIMENTOS PARA DORMIR MEJOR

Dormir bien es un hábito que todos deberíamos tener, ya que es clave para mantener una buena salud física y emocional. Una buena calidad de sueño nos ayuda a sentirnos renovados y es indispensable para que nuestro organismo lleve a cabo diferentes funciones; sin embargo, muchos no logramos tener un buen sueño y tenemos problemas a la hora de dormir. Este problema es bastante común hoy en día, ya que las múltiples tareas diarias y el uso de la tecnología han alterado el sueño de diferentes formas.

Si quieres dormir bien, no tener problemas a la hora de conciliar el sueño y despertar bien descansado, debes saber que lo que comes durante las últimas horas del día y, por supuesto a la hora de la cena, te puede ayudar a dormir mejor.

Para conciliar el sueño sin problemas es mejor evitar las cenas muy abundantes y pesadas; pero tampoco debes pasarte al otro extremo y acostarte sin cenar. Lo ideal es hacer una cena que te produzca sensación de saciedad pero a base de alimentos poco grasos y de fácil digestión. Tampoco es recomendable cenar e inmediatamente ir a dormir ya que esto se ha relacionado con una acumulación mayor de grasa. Lo ideal es cenar y dejar pasar entre 90 y 120 minutos antes de meterte en la cama.

Diversos estudios han descubierto que algunos alimentos pueden ayudar a dormir mejor y que existen aminoácidos específicos como el triptófano y la lisina que intervienen en la producción de sustancias químicas que tienen propiedades que actúan sobre el sistema nervioso y estimulan la liberación de melatonina y serotonina, hormonas relacionadas con la relajación y mejor calidad de sueño.

Los alimentos ricos en triptófano y lisina son aquellos alimentos ricos en proteínas: carne, huevo, pescado, frutos secos, granos enteros (como el trigo, la avena y el amaranto). También nos ayudan los ácidos grasos como el omega 3, por lo que no deben faltar de nuestra dieta el pescado azul, las nueces y las verduras de hoja verde.

En cuanto a las bebidas, lo más recomendable es no tomar alcohol en la cena y evitar el café desde al menos cuatro horas antes de dormir; es preferible buscar bebidas a base de cereales integrales que tengan buen aporte de proteína vegetal.

Algunos alimentos pueden que pueden ayudarte a dormir y a tener un sueño más reparador son: avena, plátano, miel, yogurt, leche caliente, pan integral, carne de pavo, té de hierbas, chocolate negro, cerezas, nueces y almendras.

AMARAN-TIP

Para tener una buena calidad de sueño es muy importante organizar el horario para dormir y tener un lugar adecuado donde hacerlo. Intenta sacar de la habitación todo tipo de dispositivos tecnológicos que puedan alterar de una u otra forma el sueño y también tener una dieta saludable, evitando ingerir alimentos irritantes antes de ir a la cama.

Un vaso de AMARANTOLE es fuente de lisina, por lo que es ideal para una cena ligera que te ayude a conciliar el sueño.