CONSUME AMARANTO CON MAYOR FRECUENCIA

El grano de amaranto tomó un gran auge gracias al descubrimiento de sus múltiples propiedades, pero también porque los expertos en el arte culinario han hallado diversas aplicaciones en la alimentación tradicional. En esta nota te mostramos cómo puedes incorporarlo a tus comidas para que tengas opciones y diversifiques la manera de consumir este maravilloso cereal:

Recetas rápidas:

 

Desayuno:
– Yogurt con amaranto reventado.

– Coctel de fruta con miel y amaranto reventado.

– Licuado de AMARANTOLE con leche de almendra.

Comida:
– Ensalada de papas hervidas cortadas en dados con amaranto reventado, perejil picado muy fino, zanahoria rallada y huevo duro.

– Milanesas de pollo empanizadas con harina de amaranto y pan molido.

– Guarnición para carnes y pescados hecha con lechuga, nueces tostadas, amaranto reventado, ajonjolí y miel de maguey.

Postre:
– Barra de amaranto con miel, mezclada con nueces y pasas.

– Galletas de amaranto con piloncillo y avena.

– Smoothie preparado con helado y AMARANTOLE de sabores.

Merienda:
– Rosca o panqué de vainilla cubiertos de amaranto reventado.

– Hot-cakes integrales con AMARANTOLE de sabores.

– Tamales con harina de amaranto rellenos de mermelada de piña y coco rallado.

Tips del Chef:

 

* La harina de amaranto puede ser un excelente sustituto del pan molido en preparaciones como los empanizados. Solo recuerda que por sí sola no puede ser empleada para elaborar pan, ya que carece de gluten.

* Es ideal para enriquecer las harinas de otros cereales como el trigo, el maíz y el centeno, ayudando a dar textura a tus alimentos y aportándoles fibra, proteínas y minerales.

* Si bien el aceite de amaranto no es muy comercial; es un excelente medio para freír nuestros alimentos sin riesgo de consumir grasas trans ni colesterol. En Europa es la moda cocinar tanto con aceite de amaranto, como de coco y aguacate.

* Dado a que tiene un sabor neutro, va bien con todo lo que lo quieras mezclar  ¡es sólo cuestión de experimentar!